Skip to content

Los recortes al cine: Pasa y pega.

abril 5, 2012

Nos temíamos un western en el que Montoro aparecería como Clint Eastwood por Almería y mataría a unos cuantos para salvar el poblado, y nos hemos encontrado con una de ciencia ficción, concretamente Star Wars, con un ministro disfrazado de Darth Vader y destruyendo el planeta Cine con sus recortes de la Estrella de la Muerte.

Estos recortes están gravados por la venganza de la campaña “pro-ceja” y amparados en la manía generalizada que nos tiene la opinión pública. No nos engañemos, recortes ha habido para todos, pero la colleja extra nos la hemos ganado a pulso. Los que aún defendían que el público español apoya su cine, que los ataques contra nuestros artistas y productores eran de una minoría, sólo tienen que pasearse por cualquier periódico y leer los comentarios de los lectores.

Los comentarios protestando por los recortes son mayoría. La indignación por los tijeretazos a Educación, Museos, Ciencia y Sanidad salpica cada página del periódico. El cabreo por ver cómo los fondos sociales bajan mientras los que van destinados a la Iglesia, Defensa o Casa Real se conservan bastante bien se nota en los foros de Internet.

En lo que si parece haber quorum es en la tremenda ostia que se le ha dado al cine español. Los más guerreros con los recortes aplauden, incluso creen que se han quedado cortos con la merma a nuestra industria. Bueno, es verdad que son más delicados los recortes en cuestiones sociales como Educación o Sanidad (si no le preguntas a los padres y madres de familia que se han quedado sin curro en el cine). ¿Pero de verdad a nadie le extraña la inquina?, ¿el rencor?  ¿el odio de los comentarios que aprovechan este mal momento para sacudirnos? Con perlas como “maleantes”, “aprovechados”, “su cine malo”, “demasiadas películas de la Guerra Civil”, “no hacen caso a la audiencia”, etc…

Nos hemos convertido en cabeza de turco. Somos el malo que recibe su merecido, el mafioso acribillado al final de la película. Nadie tiene en cuenta que este recorte supone la paralización casi completa de la producción cinematográfica en España, que a diferencia de otros sectores a nosotros no sólo se nos quita el acceso a las subvenciones, si no que no se nos da una opción viable para seguir adelante.

Se habla de la Ley de Mecenazgo, algo que todavía no existe ni se sabe cuando existirá. Se comenta que se llegará a desgravaciones del 40% para la inversión privada, pero no se concreta ni se sabe cuando se concretará. Mientras tanto, los productores no se mueven de sus casas. Los directores, los actores, los equipos de producción, eléctricos, vestuario, maquillaje, marketing, fotografía, sonido, edición… todos en sus casitas esperando a que suene el teléfono.

Y parte de esta situación es culpa nuestra. No es que no hayamos sabido ganarnos al público, es que nos hemos enfrentado abiertamente a ellos. Les hemos llamado piratas, les hemos acusado de no ir al cine a ver nuestras películas, no hemos sabido explicarles que no es cierto que se hagan tantas películas de la Guerra Civil, no nos hemos molestado en explicarles la importancia de tener una cinematografía nacional que nos represente, nos hemos aprovechado de la fama y proyección pública para mandar mensajes políticos. Y, principalmente, nos ha faltado una inmensa capacidad de autocrítica. No hemos sabido hablar de lo que había que hablar, cuando había que hablar, y callarnos cuando había que callarnos.

Con este panorama, tengo el convencimiento de que nuestra crisis principal es de imagen, por encima de la económica. Y a los que que crean que no es así, les pregunto: ¿En las circunstancias actuales, quien quiere invertir en una industria cuyos clientes les odian? Desgrave lo que desgrave.

La inversión en cine es de alto riesgo en el mejor de los casos, en otros países tiene unas contraprestaciones en imagen, publicidad y glamour… que nosotros no tenemos. Es más, es posible que por estar relacionado con nosotros te lleves  un bofetón de propina.

Así que no nos iría mal si aprovechamos este momento y nos sentamos, reflexionamos y hacemos todo lo posible para no seguir siendo el centro de todas las discordias.

Anuncios
4 comentarios
  1. melvindoe permalink

    Montoro, si, que gran actor! Lo recuerdo muy bien de muerto viviente (que de eso entiendo) en aquel episodio de The Walking Dead, intentando escapar del granero mientras gritaba, Eurovegas, si, que vengan las putas, eurovegas…!!!
    http://mateocoronado.wordpress.com/el-vigia/

  2. Actor del método de la tijera. Menos es más, decían los grandes. Más pa mi, añadía él. Gracias Melvindoe por tus inmortales palabras.

  3. A buenas horas, mangas verdes…¿Nadie a escuchado aquello de “yo hago el cine que quiero y para mis seguidores”? ¿Cuantas películas producidas en España han logrado recuperar la inversión?. Mientras los profesionales del desarrollo de proyecto, productores ejecutivos, directores,….cobraban y se soltaba “el muerto” a la distribuidora…¿a quién le importaba cuantos espectadores acudían a las salas?.
    En algunos casos, productor era cualquiera que lograba convencer a empresarios amantes del cine para poner pasta…y en algunas ocasiones, parte del dinero puesto por el empresario para producir la película, iba a la cuenta corriente del director/productor y del productor ejecutivo en concepto de porcentaje “por gestión”…¿Nos suena de algo?… Muchos años de ayuda para haber puesto las bases de una industria pero, más de uno, se lo ha llevado crudo…acostumbrado a esto, ahora nos quedamos en casa, esperando que suene el teléfono…
    Ya vale… hasta en las “grandes escuelas de formación cinematográfica” se ha enseñado todas las “triquiñuelas” para “producir” sin arriesgar como productores…aunque honrosas excepciones ha habido. Y la generación que debía cambiar esto ha sido formada por esos grandes profesionales que, en algunos casos, ni siquiera lograron estrenar lo producido…
    No ha sido serio y esto es lo que hay.
    Hoy se siguen haciendo programas a 35.000 euros con equipos de dos mileuristas trabajando para productoras por esos mundos,grabando en dos semanas, editando y contactando para el siguiente…untes y señores sentados, llevándose el resto….¿éste es el modelo que defendemos?.
    Estoy cansado de echar balones fuera y creo que el enemigo ha estado y está en casa ya que mientras la cuenta corriente ha estado saneada a nadie le ha importado encarecer las producciones y, por tanto, se ha trabajado en contra de la producción… Un amigo me comentaba: “sé que tú podrías abaratar los costes de producción pero el productor ejecutivo ni siquiera te lo permitiría”.

  4. Siento haber sido tan absolutamente crudo en mi comentario anterior pero no he escuchado a nadie entonar el “mea culpa”…y creo que, sin una auto crítica seria, es muy complicado avanzar. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: