Skip to content

El 2012 del cine español: La que se nos viene encima (I)

enero 30, 2012

¡Menudo principio de año estamos viviendo en la industria cinematográfica! En pocas semanas hemos pasado del buen rollo navideño a despellejarnos unos y otros sobre la lápida, aún caliente, de Megaupload (que nadie los dé por muertos aún), y la venganza, servida bien fría por el PP, de la Ley Sinde.

Y yo, que llevaba tiempo dándole vueltas al asunto, me voy a atrever a hacer una serie de posts recopilando los temas más importantes que nos vamos a encontrar en este año 2012.

Para abrir boca podemos decir que se presenta un año (o un lustro) muy negro para el cine producido en España. Una serie de factores van a hacer que en el 2012 pocos productores se atrevan a acometer proyectos ambiciosos. Estos factores  incluyen una reducción de las subvenciones y una nueva política de cultura del PP que -sin conocerse aún- se presupone poco favorable a las ayudas estatales, tanto por la política de recortes generalizada como por la poca simpatía que se le tiene a nuestro sector en según qué esferas políticas, no nos engañemos.

Pero bueno no adelantemos cosas, vamos a repasar cuales serán los principales problemas, cambios, innovaciones y temas de conversación que llenarán las páginas de los periódicos en la sección de cultura y cine este año.

LEY SINDE

Por supuesto, no podía faltar aquí la Ley Sinde, o como la llaman ahora Ley Sinde-Wert. Muchas veces las razones de los políticos para hacer o no hacer algo son tan peregrinas como que la mano adecuada apriete la tuerca correcta… En este caso la mano adecuada es la del gobierno americano, y la tuerca correcta es una amenaza llana y simple, “o pasáis la Ley Sinde u os tocamos el bolsillo”. Una amenaza que el nuevo Ministro José Ignacio Wert convirtió en ley.

Las preguntas que la impopular Ley Sinde deja abiertas y que se comenzarán a responder en este año (a partir de marzo entrará en vigor) son:

¿Conseguirán cerrar alguna página web?

Todos estamos expectantes por saber cual sería el “caso Megaupload” español, ya se apunta a páginas como seriesyonkis o peliculasyonkis, pero aún no se sabe.

¿Reconocerán que esta ley quiere ponerle puertas al campo?

La realidad es que hay infinitas opciones tecnológicas en manos del usuario y del creador de páginas web para que NO les puedan cerrar, o en el hipotético caso de que les cierren, para poder estar de nuevo en el negocio en cuestión de horas.

¿Se atreverán a perseguir el P2P?

P2P o Peer To Peer, sistema de transferencia por el que los usuarios pueden compartir archivos entre ordenadores, sin necesidad de alojar nada en servidores web, programas tipo Emule. En principio esta ley no contempla esa posibilidad y es tan sencillo descargar por P2P como de cualquier otra forma.

¿Habrá denuncias por parte de páginas webs afectadas por esta Ley?

La Ley Sinde ha conseguido saltarse la intervención de un juez a la hora de cerrar páginas, pero supongo (que me corrija alguien si no es así) que eso no significará que si a mi me cierran mi página, yo no pueda presentar una demanda si considero que lo que han hecho no es legal, no? A ver que tienen entonces que decir los jueces, y estoy seguro que más de uno y dos de los propietarios de estas páginas web podrán pagar estupendos abogados.

¿Bajará la piratería?

¿Se notará un descenso real del número de películas descargadas ilegalmente? y de ser así, ¿cuantas serán películas españolas? Y ese posible descenso de la piratería ¿repercutirá en que más gente gaste dinero en ir al cine? Y si no es así, ¿a qué achacaremos que el público español no quiera ver cine español?

CAMBIO DE GOBIERNO

Ha llegado un nuevo inquilino al Ministerio de Cultura. De una mujer del gremio, no olvidemos que Ángeles González Sinde es guionista y ha presidido la Academia de Cine, pasamos a José Ignacio Wert, un sociólogo y jurista cuya vinculación con el audiovisual pasa por haber sido vocal del Consejo Asesor de RTVE en 1980 con UCD, dar clases de Teoría de la Comunicación en la Complutense y presidir  SOFRES, empresa de análisis de audiencias.

En los Premios José María Forqué mostró unas breves pinceladas de cuales son sus intenciones en el futuro, sin desvelar demasiado, no es plan de amargarle la noche a los premiados.

Dijo cosas tranquilizadoras, en plan película de amor, como “Soy uno de los vuestros. Quiero que haya buen cine español, más espectadores para ese buen cine y quiero que entre todos hagamos un cine español que sea un ingrediente importante para que la marca España arraigue entre nosotros y llegue más lejos“.

En ese discurso también dijo otras cosas que levantaron suspicacias, como que hay que “repensar  la mejor manera para que el Estado contribuya al desarrollo de esa industria“. Nadie parece creer que esa “mejor manera” pase por dar más dinero en subvenciones.

Y algunas otras verdaderamente terroríficas, estilo peli de zombies, como que “hay que hacer una legislación de mecenazgo que incluya al cine y fomentar unas relaciones más simbióticas entre cine y televisión para que ambas partes ganen.”

Lo que viene a significar que la situación anterior, en las que las televisiones estaban obligadas a invertir el 5% de los ingresos de TV en cine europeo no hacía ganar a ambas partes. Es más, las televisiones se han volcado en producir sus propias tv movies con tal de no tener que dar su dinero a “los del cine”. Sólo quedaba TVE, que estaba haciendo una labor aceptable en el apoyo al cine español, y acaban de recortarle 200 millones de € de su presupuesto, así que eso también se acabó.

En cuanto a la nueva ley de mecenazgo… Mucho tienen que cambiar las cosas para que en momentos de crisis las empresas decidan invertir en cine, un negocio de alto riesgo y muy caro.

El gobierno del PSOE ya creó una nueva ley del cine que aumentaba las exenciones fiscales a la inversión privada hasta el 18%, una cifra que acerca las desgravaciones al cine a otras de carácter cultural y aún así se demostró  insuficiente.

La crisis, el riesgo, la antipatía social, las malas cifras de taquilla, todo complica la opción de invertir en cine. Así que muy buenos tienen que ser los incentivos fiscales de esa nueva ley de mecenazgo para que ahora las fundaciones de bancos, telefónicas y demás grandes empresas se dediquen a coproducir cine español…

Bueno, hasta aquí el primer capítulo de lo que nos espera en el 2012.

Atentos los próximos días que hablaremos de la Ley SOPA y del crowdfunding, que también sonaran mucho en este año. Averiguaremos si los Mayas se referían al fin del mundo para todos o sólo para el cine español!

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: