Skip to content

El pasado y el futuro del cine español (II)

febrero 23, 2011

Las grandes empresas del cine han sido, hasta hoy mismo, las distribuidoras. Cuya principal labor ha sido servir de enlace entre el productor de la película y los dueños de los cines, encargándose de hacer las copias y enviarlas a las salas, además de promocionarlas. Este ha sido el gran negocio del s. XX, el de los intermediarios que sin tener un papel importante en la creación del producto, ni en la venta final, multiplican su valor y su precio (que son cosas distintas).

Con la llegada de la tecnología digital se están abaratando y simplificando los métodos de grabación, de edición y hasta de distribución y exhibición. Ya es posible que un grupo muy reducido de personas rueden una película, la editen y hasta le hagan una post-producción compleja (con efectos especiales y todo),  que preparen una buena campaña de marketing (principalmenteSocial Media Marketing y SEM/SEO) y que, finalmente, la intenten comercializar en cines y en Internet. Todo esto por una fracción de lo que costaría hacer lo mismo por los cauces tradicionales. Y también con una posibilidad de fracaso casi del 100%, en este momento.

Aunque hay algunos emprendedores que se atreven con esto, lo cierto es que la industria del cine, a nivel mundial, ni puede evolucionar tan rápido, ni está dispuesta a desmontar su modelo de negocio tradicional sin pelear, sobre todo el de la distribución que, aunque intente potenciar otras facetas como la producción o el marketing, estaría condenada a desaparecer como intermediaria en este modelo de negocio digital.

Así que, en este nuevo escenario, la estructura de negocio en el futuro quedaría así:

1.- Parte creativa. Básicamente seguirá siendo la misma. Seguirá haciendo falta un guión, la visión de un director y actores (aún podemos asumir que queda mucho para que la tecnología consiga reemplazarlos de modo realista, aunque no hay más que fijarse en la industria de los videojuegos). Así como director de arte, música, fotografía (esta faceta también se está simplificando cada vez más, con nuevas cámaras más ligeras, con más prestaciones y más sencillas de utilizar), maquillaje, peluquería y vestuario.

2.- Parte de producción. Aquí se simplifica mucho la contratación de equipos, por ejemplo en el equipo de cámara y de eléctricos, gracias a las nuevas generaciones de cámaras digitales que cada vez tienden a ser más ligeras, con más calidad y con opciones que permiten acabados que antes sólo se lograban con iluminación y trabajo en post-producción. Seguirán siendo necesarias las localizaciones, hoteles y dietas, aunque el trabajo de edición y post-producción al ser cada vez más sencillo, gracias al formato digital y a los nuevos softwares, también se abaratará.

3.- Parte de distribución y exhibición Este es el mayor cambio. Será mucho más sencillo hacer llegar a los cines con los que se negocie la copia de la película. Se enviará por Internet  la película (simplificándolo mucho), y el cine sólo tendrá que proyectarla. Se ahorra en laboratorio,  copias y distribución física de las películas. Además se podrán ver en casa o en dispositivos móviles, vía streaming o vía descarga.

La tecnología evoluciona hacia la simplificación de los procesos de producción, distribución y exhibición. Un pequeño grupo de personas (y hasta una única persona) podrán dirigir, rodar, editar y distribuir una película. Pero todavía no.

La transición del modelo presente al modelo futuro no es nada obvia, aunque en un primer momento pueda parecer que sí. Hasta ahora, los modelos que se proponen constantemente a los productores y distribuidores no son rentables. En el caso de la exhibición online, en relación a  las descargas ilegales, uno de los argumentos que se esgrime ante los productores de cine es que ellos deberían hacer lo mismo y distribuir sus películas en paralelo por Internet.

Para rentabilizar estos estrenos online se propone, entre otras cosas, distribuir mediante plataformas de vídeo por Internet (se nombra mucho a Netflix, con  más de 20 millones de usuarios en USA y Canadá y más de 100.000 productos entre series y películas, sólo cuesta 7,99$ al mes). En este caso hay que tener en cuenta que han sido capaces de alcanzar acuerdos con los estudios, precisamente por la gran cantidad de público que hay en USA, cobrando a sus suscriptores apenas 8$ al mes son capaces de pagar los derechos de las películas y obtener beneficios. Sin embargo en Europa, los derechos de las películas son propiedad de productoras y distribuidoras de cada país. Por ejemplo, Paramount en España sólo podría cerrar acuerdos con una plataforma de vídeo para el territorio español, y el público que podría acceder a la película sería muy inferior a los millones de USA, por lo tanto la plataforma tendría que subir el precio de la suscripción para poder comprar esos derechos y tener beneficios, desde luego sería bastante más de 10€ o 20€ al mes. Esto supondría que habría que negociar con cada distribuidora de cada país, o con cada productora para adquirir los derechos en cada territorio, vamos un follón tremendo. Más complicado de lo que parece a simple vista, no?

También es importante recordar que, en realidad estos servicios no están dando estrenos como tal, son películas que han pasado por los cines hace ya uno o dos meses, es más bien una ventana de distribución intermedia entre el cine y el DVD (ya casi desaparecido).

A mi me parece que el modelo futuro pasará por un sistema de streaming con product placement y patrocinio publicitario (no con anuncios cortando la peli, eso no lo aguantaría nadie), de forma que se puedan rentabilizar las películas con varias fuentes de ingresos. Además también creo que las productoras negociarán directamente, o en grupo, con las plataformas de vídeo, sin pasar por las distribuidoras, que irán viendo como su relevancia como intermediaria irá disminuyendo hasta casi desaparecer.

Como no pretendo sentar cátedra, ni tener la razón absoluta, prefiero dejar aquí este post, para que podáis opinar y decir a las claras cómo creéis que será el negocio del cine en el futuro. Yo, después de haber escrito unas 1700 palabras de post, no lo tengo nada claro (esto te lo digo al final, claro, porque si te lo digo al principio igual no te lo lees. jejejeje).

Anuncios
2 comentarios
  1. José Manuel permalink

    Un artículo muy interesante. El papel del distribuidor en el cine siempre me ha parecido misterioso; no por su existencia – al final, alguien tiene que llevar las verduras desde el campo hasta el consumidor- sino por la enorme rentabilidad que reciben, con muy poco riesgo.
    Desde mi ignorancia me pregunto si una productora pequeña, con una película pequeña, no podría autodistribuirse para ahorrarse la comisión correspondiente. Es decir, si va a hacer un lanzamiento con 100 copias por ejemplo, ¿no podría seleccionar los cien cines, ponerse de acuerdo con ellos, hacer las copias y preparar una campaña de publicidad? Con vosotros, por ejemplo… De acuerdo, es un esfuerzo considerable pero el beneficio económico a obtener, podría pagarlo. Otra cuestión, que ignoro, es si los exhibidores están forzados por las grandes distribuidoras a reservarles los slots de estrenos, o incluso a no hacer negocios con “listos” que quieran ir contra el sistema. ¿Sabes algo de esto?

    • Pues, empezando por el final. Oficialmente las majors no presionan a los exhibidores para controlar qué, cómo y cuando se exhibe.
      Ahora, extraoficialmente… Si quieres que te dé la próxima de “Harry el niño mago” pues harás bien en llevarte estas otras tres pelis.
      De todas formas, ahora con la digitalización de las salas, Internet, el Social Media… cada vez es más factible hacerlo.
      Yo no soy un experto en este tema. Así que te voy a recomendar el blog de un productor que está haciendo una gran labor didáctica con el público sobre el funcionamiento de la industria. Él te podrá explicar esto mejor que yo. Y así también lo aprenderé yo mismo…
      Es el blog de Pancho Casal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: