Skip to content

El pasado y el futuro del cine español (I)

febrero 23, 2011

El futuro del cine español será estupendo. Empecemos por ahí. Se harán buenas películas y el público español y extranjero las disfrutarán mucho. Ganaremos muchos premios y España será una potencia en la cinematografía mundial.

Hasta aquí lo bueno.

Ahora, vamos a analizar cómo se producirán esas películas, cuanta gente hará falta para hacerlas, dónde se verán y cual es el modelo de negocio que puede tener en el futuro la industria del cine.

El problema principal del cine español (qué triste que siempre tengamos que hablar de problemas y crisis en el cine español), es principalmente el mismo problema que acucia a la industria del cine en todo el mundo. Se encuentra en un momento de transición de un modelo de negocio a otro distinto. El modelo antiguo, y presente aún, se conoce bien, (pido disculpas de antemano por la simplificación), es más o menos así:

1.- Parte creativa: Se escribe un guión, se contrata un director, se buscan unos actores y unos responsables de la estética de la película (fotografía, arte, música, vestuario, maquillaje y peluquería, etc…)

2.- Parte de producción: Se busca el dinero para rodar la película (dinero propio, inversores, préstamos de bancos, subvenciones…) y con él se paga a los equipos creativos del punto 1 y toda la producción (localizaciones, hoteles, dietas, alquiler de cámaras y demás equipo, laboratorio para la película, montaje, etc...).

3.- Parte de distribución. Se busca una empresa distribuidora que esté interesada en la película. Se busca una fecha de estreno (intentando que no haya ninguna superproducción que te destroce), se decide en cuantas salas se va a poner, se negocia con los dueños de las salas, se hace una campaña de marketing, se hacen las copias, se mandan a los cines y se estrena. Como la película ha costado mucho dinero, además se buscan canales de televisión (de pago y gratuitos) que quieran comprarla para su emisión en el futuro. Y una distribuidora de DVD, para que venda la película en ese y otros formatos (DVD, Blu Ray, etc…)

4.- Parte de exhibición. Una vez que se estrena la película poco más se puede hacer. Durante la semana anterior y posterior se procura que los actores más famosos y el director aparezcan en la prensa, radio y televisión. Y se reza para que la película guste a la crítica y el boca a boca del público funcione. Como cada semana se estrenan muchas películas, los dueños de las salas empujan fuera a las menos rentables, así que la mayor parte del dinero se hace la primera semana, desde ese momento suele haber bajadas de entre un 30% y un 50% de taquilla cada semana, hasta que la película desaparece al cabo de unas cuatro semanas (con suerte). Del total de la venta de entradas el productor se lleva algo menos de un tercio, el resto se reparte entre el dueño de la sala, la distribuidora e impuestos.

Este es a groso modo el modelo de negocio tradicional del cine. Un modelo condenado a extinguirse. Aunque pueda parecer que el cine español tiene otras urgencias, como la piratería, la pelea constante con el público y las críticas a las subvenciones, la realidad es que todo esto son minucias al lado de la profunda transformación que va a sufrir (ya la está sufriendo) esta industria. Detrás de todas estas discusiones se oculta el mismo problema: La revolución digital.

Continúa en El pasado y el futuro del cine español (II)

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: