Skip to content

Premios Goya: Los desastres de la guerra (con el público) 2ª parte

febrero 15, 2011

No conozco ningún negocio en el que abiertamente se culpe al comprador de los problemas de su industria. El público español tiene la sensación de que se le ha faltado el respeto, y todavía se le falta, desde la industria del cine se le acusa de lo siguiente:

  • De NO ir a ver cine español. En cuantas entrevistas hemos leído que deberíamos ir a ver cine español porque en él se habla de nuestra sociedad, de nuestros problemas, en él se retratan nuestra preocupaciones y bla, bla, bla… A lo mejor no voy porque a) no creo que se retrate bien nuestra sociedad o nuestros problemas ó b) no quiero que me “retraten problemas” quiero entretenerme y huir de ellos. Hace falta más autocrítica y analizar más los gustos del público.
  • De ir a ver películas MALAS americanas. Siguiendo el mismo argumento que el punto anterior, al público se le acusa de preferir ver películas malas, las llamadas “americanadas”, antes que el “buen cine” español. Pues esto también es insultante, es como llamar tonto al público y luego esperar que no se moleste. Esto no ocurre en EEUU. El público es soberano y hay que respetar sus gustos. No quiere decir que todo lo que gusta a mucha gente es por definición bueno, pero sí quiere decir que les aporta algo positivo, y eso ya merece respeto.
  • De ROBAR las películas al descargarlas de Internet. Este es el punto más delicado. Esta es la última acusación, la más grave y la que, probablemente, haya hecho rebosar el vaso. Aquí, como en casi todos los puntos de enfrentamiento, hay un problema de comunicación. Preferimos ondear nuestras banderas y no escuchar a la otra parte. Las descargas de series, películas, libros y música, por encima de un problema legal y económico, son un indicador de que el mundo de la distribución de contenidos ha cambiado. Para los distribuidores de las industrias culturales y de entretenimiento supone un grave problema, porque no pueden, o no quieren, adaptar sus sistemas de distribución, basados en intermediarios entre el creador de la obra y el consumidor final, hacia un sistema más directo y, por lo tanto, más económico para el usuario. Sin embargo, aunque se ha intentado de todas formas, no existe la sensación de estar cometiendo un acto delictivo. Además, en su mayor parte la gente está descargando películas americanas y no españolas, esto puede crearnos un problema diplomático o económico a nivel gubernamental con los Estados Unidos, pero no se comprende que los mayores defensores de las medidas contra las descargas sean los que más critican la competencia americana en la cartelera. A esto hay que sumarle la imposibilidad real para detener esta forma de visionado. Tanto dan las leyes y las normas si no se pueden llevar a cabo, entiendo que la industria del cine español echaba en falta una norma que se ocupara de esto, pero no a cualquier precio. Aquellos que apoyan que “es mejor una mala ley que la ausencia de ley”, no tienen en cuenta que esta mala ley les está costando un enfrentamiento que puede ser definitivo con su público, es intentar apagar el incendio echando más leña al  fuego.
  • Interminables galas de los GOYA en las que, raramente, los premios de los académicos coinciden con los gustos del público. Yo no sé porqué esto no ocurre en otros países, en las mayorías de los premios de las academias de otras naciones las películas más vistas por el público suelen estar, al menos, nominadas para varias categorías. Como entiendo que es una votación secreta e individual de cada académico, esto debe significar, como poco, que los gustos del público y los de las personas que hacen el cine no coinciden, así será muy difícil que se llenen las salas, no? Una opción para empezar a acercar posturas y recuperar algo de imagen sería que, en próximos años, se incluya un premio del público, como ocurre en los festivales de cine, para que al menos la gente sienta que se le tiene en cuenta en esta fiesta del cine español. Sólo es una idea.

El público, por su parte, odia y critica sin tener un conocimiento real de la situación del cine. Oye campanas y se ofende, en ocasiones, por que han sido guiados por otros intereses sin saberlo. Se oyen campanas y se critica:

  • SUBVENCIONES. Sin saber muy bien en qué consisten las subvenciones al cine, cuanto se tarda en cobrarlas (hasta tres años), si son mucho o poco dinero, y qué nos reporta a los españoles. Por poner un ejemplo, la ley estipula que la cantidad máxima que se puede conseguir a través de una subvención no puede pasar de 1M de €, una película media en España cuesta al rededor de los 3M de€, así que el riesgo que corren los productores es muy grande. Esto, sin embargo, se oculta deliberadamente, en parte por que desde la industria no se está haciendo una buena labor para cuidar su imagen pública, y en parte porque es real que hay intereses de otras industria para que esto no se sepa. Por ejemplo, si tecleamos en Google “subvenciones al cine español” aparecen más de 60.000 entradas, no he encontrado ninguna entre las seis primeras páginas que explique en qué consisten estas subvenciones, la misma información simple que he dado al inicio de este párrafo no aparece por ningún lado, sí hay críticas, acusaciones de robo (curioso, igual que por el otro lado) e indignación, pero nada de información. No quiero entrar aquí a criticar si están bien o mal las subvenciones, seguramente, como en casi todo, en el punto medio está la virtud, pero sí que me parece extraño que sea una de las piedras que primero se lanzan contra la industria del cine, sin conocer en realidad en qué consiste.
  • Se critica SIN VER. La eterna crítica sobre películas que sólo tratan sobre la Guerra Civil, oscuros dramas y lugares comunes que no interesan al público. El cine español que se hace ahora, y que se viene haciendo hace algún tiempo, tiene películas para todos los gustos y edades. No es casualidad que este sea un momento en el que el cine español es valorado y apreciado fuera de nuestras fronteras, la generación de cineastas y actores que hay ahora han heredado este enfrentamiento, así como el público ha heredado este odio, de otros tiempos.
  • No se aprecia la IMPORTANCIA de nuestra cinematografía. Por mucho que nos intentan explicar que el cine tiene una gran utilidad a la hora de crear y exportar  imagen para España, tengo la sensación de que no nos lo llegamos a creer. Es curioso que cualquier persona, en cualquier parte del mundo, tenga una idea formada sobre cómo es la vida en Estados Unidos, aunque no hayan visitado nunca el país. Es más, a veces tenemos ideas preconcebidas sobre otros países que también nacen del cine americano. El poder para “vender” la imagen de un país es casi un monopolio del cine americano, por eso es tan importante cuando películas, directores y actores españoles consiguen traspasar nuestras fronteras, porque eso significa que la “marca” España está llegando a personas de otros países, algo que redunda en más turismo, más presencia internacional, más negocios, inversiones, etc… No digo que por sí sola una película vaya a cambiar la percepción que se tiene de España en el extranjero, pero sí nos ubica en el mapa y nos hace más conocidos. En este sentido, opino que el coste que una campaña de marketing, equivalente a la presencia que nuestro país ha conseguido, y consigue, en medios extranjeros gracias a gente como Javier Bardem, Penélope Cruz, Alejandro Amenabar o Pedro Almodovar, sería superior a lo que gastamos en subvenciones al cine, ya que está tan de moda hablar de esto.

Bueno, para terminar este post (que supongo que habrá parecido interminable), el resumen es que el cine Español tiene un problema grave de imagen con su público, que viene de antiguo y ha ido creciendo por que no hemos conseguido comunicar con él en muchos niveles.

Por otra parte, el público ha entrado en una espiral de odio que, aunque pueda parecer justificado, oculta un gran desconocimiento sobre las virtudes y dificultades de la industria del cine español. Sin embargo no se puede hacer responsable, ni por acción ni por omisión, al público por los problemas y crisis de nuestro cine.

La solución para los problemas de nuestra industria la debemos encontrar con el diálogo sincero, por las dos partes. Pero lo primero es tender la mano a nuestro público, escuchar y responder a sus preguntas, y hacer un cine que les guste, recordando que el cine español lo es, no sólo porque lo hagan españoles, si no porque se hace para los españoles.

Anuncios
22 comentarios
  1. LadyMruja permalink

    Haría falta aún otro análisis. ¿El cine es una industria o es un arte? Porque en su asencia es , a mi entender ,donde se gestan una parte de los problemas que sacuden al cine patrio. Creo que los que trabajan en él, con una sana intención de ennoblecerlo, tienden a considerarlo un arte( y sin duda lo es)y se dedican a producir lo que a ellos les gusta según les dicta su creatividad. Luego se pasan el tiempo quejándose de que no van espectadores a ver sus películas. Pero resulta que si lo que pretenden es hacer negocio, vender, tendrían que tratarlo de la misma manera que lo hacen , pongamos, los fabricantes de coches: estudiar los posibles consumidores por segmentos de población, sus gustos, tendencias, etc y ver la viabilidad de cada uno de los proyectos.
    Al cine van: 1º familias con niños , que encuentran mejor oferta en las cintas americanas;
    2º grupos de gente joven, que tampoco encuentran muy representadas sus espectativas de diversión en el cine que se hace aquí, pero que responde bien cuando alguna peli conecta con sus gustos ( ya vereis cuantos espectadores tiene en su primera semana la próxima entrega de Torrente)
    3º, aunque en un número mucho menor, parejas de gente de más edad, que son las que suelen verse con más frecuencia en las salas en las que se proyectan películas españolas.
    Si los que producen películas quieren ver las salas en las que se proyectan llenas, tendrían que conectar con los gustos de los espectadores que más suelen ir al cine y dedicarse a hacer por una parte películas para niños ( que no son aquellos en las que salen niños, si no en las que salen perros, cerditos que hablan y cosas así) y por otra pelis para la gente joven con juergas nocturnas, bromas estudiantiles , comisarios descerebrados y cosas por el estilo. Si siguen dedicándose a realizar proyectos en los que aparecen problemas de mujeres solas,gente desahuciada, dramas sobre la guerra , etc, pues su público se reduce mucho, independientemente de la calidad de la que puedan gozar las cintas, que a mí en general me parece muy buena y superior a la de películas de otros países que gozan de una gran difusión.

    Pero es que cada película tiene su público. Y si quiere tener público , un productor tiene que olvidarse de hacer la película que le gustaría hacer y hacer aquella que al un cierto tipo de público la gustaría ver.

    • Es cierto. El cine es arte, pero también es industria. Es, probablemente junto a la arquitectura, el único arte que requiere un gasto tan grande para crear la obra que no puede centrarse exclusivamente en el gusto “artístico” de su creador. En cualquier caso, aunque se hiciesen ese tipo de películas más “comerciales” para adaptarse a los gustos de la gente (algo que creo que ya ocurre), el rechazo del público con al cine español es tal, que siguen sin ir a las salas. Como digo en el post, la mayoría de la gente que critica el cine español, no va a verlo.

  2. narbona permalink

    Un matiz importante: el rechazo del público al cine español es en muy buena parte resultado de ejercicio machacón de nuestra derecha mediática. Que sigue siendo absolutamente bananera en todo lo tocante a la cultura. Conscientes de que desde ese mundo pocos guiños de complicidad pueden obtener.
    Para ello han explotado hasta la saciedad dos ideas básicas: nuestro cine es malo y está subvencionado. Todo un insulto a la inteligencia.
    Pero lo que en el fondo subyace en este asunto es que es el cine, junto a la literatura, los que se han encargado de eludir el bochornoso espectáculo de desmemoria colectiva hacia nuestro irresuelto pasado reciente.
    Al parecer es normal que todo el planeta tenga que conocer hasta el aburrimiento la escasa historia de los norteamericanos. Sin embargo de la nuestra ni mú. Pues va a ser que no.
    E independientemente de que el cine español es bueno, y más variado que nunca, sigue pariendo arte por los cuatro costados como demuestra PA NEGRE de Agustin Villaronga.

    • Lo politizado que está nuestro cine. Este es uno de los principales problemas. El público está cansado de que optar por ver una película u otra tenga connotaciones políticas. La política debería quedar en otro ámbito distinto al del entretenimiento y la cultura, al menos en lo que concierne al público. La gente de izquierdas y de derechas se sientan uno junto al otro en la misma sala de cine para ver películas americanas, esta es la realidad. O es que crees que los de Anonymous que protestaban a las puertas del Palacio Real eran de Fuerza Nueva? De verdad creo que el rechazo que siente el público por el cine español está por encima de las ideologías políticas, por supuesto que no ayuda que unos y otros echen más leña al fuego cuando les interesa, pero la gente cree tener ya suficientes motivos para no ir a ver Pa Negre, o Balada Triste de Trompeta, o También la Lluvia, o…

  3. Por cierto, y no menos importante causa fundamental para no ver cine español: Que no llega a las salas. Hay películas que no llegan a las salas de proyecciones. Tan simple como eso. La pregunta es ¿Por qué? ¿Quienes controlan y gestionan la distribución del cine?
    Otra pregunta: ¿Por qué los festivales de cine están a rebosar de espectadores y en cambio las salas normales están vacías? ¿Tendrá que ver el que los espectadores son conscientes que lo que vayan a ver salvo excepciones no tendrán nunca distribución?
    Buen artículo.

  4. Y está la avalancha de cine social, lícito, encomiable, pero algo cansino. Sobre todo porque en muchos casos sólo denuncia, sin reflexión, con lo que uno sale del cine pensando lo mismo que ya pensaba sobre el tema tratado. Os dejo un análisis sobre este asunto.

    http://hombrelento.blogspot.com/2011/02/males-del-cine-espanol.html

    Enhorabuena por el artículo.

    • Hola nancarrow, muy interesante el post que aconsejas. Al final todo nos lleva a la lucha entre los dos conceptos que conviven en el cine, arte e industria.

  5. CINE Rural permalink

    Como siempre que leo algo sobre la problematica del cine, todo lo reducís a la problemática del “Cine Español”, y olvidais la problemática del “Cine en España”.
    Escribo en nombre de una sala de cine de un pueblo, una de las pocas que quedan en toda España en las zonas rurales, tras el asesinato de más de 6.000 salas de este tipo en los últimos años.
    A unas las mataron las cadenas de TV, otras cayeron fulminadas a manos del VHS, los videoclubs, los bares y comunidades con video. Luego llegó el Home cinema, los DVDs, y por último, internet. Cada uno de estos asesinos ha tenido su época, sin embargo ha habido un par de asesinos que han perdurado en el tiempo: La distribución y la Desidia Oficial.

    Si, señores, Internet se ha llevado a muchas de nuestras hermanas, no os quepa duda, pero se ha llevado a muchas más salas al camposanto del 7º arte las condiciones leonínas que el sector de la distribución ha impuesto siempre a los pequeños empresarios de pueblo, aquellos a los que el cine ha envenenado su sangre de tal modo que han mantenido abiertas sus puertas mientras consumian sus fortunas, y de eso se han aprovechado, de ese amor al arte.
    Esos empresarios han sufrido la competencia desleal desde las capitales, propiciada por la avaricia de la distribución al negarse a surtirlos de materia prima mientras ésta todavía pudiera “estrujarse” bien con sus porcentajes de taquilla en las capitales.
    Todo esto ocurría y ocurre ante la mirada e impasibilidad de organismos como el Ministerio de Cultura, el ICAA, Asciaciones y Federaciones de Empresarios de Cine. Estos últimos luchan por sus integrantes, precisamente los grandes de la exhibición, pero tiene más delito que todo el dinero previsto por ministerios e icaas para ayudar al “Cine en España” se iba para el “Cine Español”, para grandes meriendas de negros, mientras se daban palmadas en la espalda porque aquella o aquella otra película española iba a los Oscars, mientras que existian zonas de España cuyos habitantes no sabian quienes eran Almodovar o Amenabar porque la sala de cine de su pueblo hace años que cerró y hoy es un estupendo supermercado, o en aquellos otros casos en los que tenian un cine resistente, las distribuidoras les dejaban pasar “Desátame” o “Mujeres a las que ya se las ha pasado el ataque de nervios” (las que 6 meses antes habian sido “Átame” o “mujeres al borde….”), pues las pelis llegaban fuera de tiempo y forma. De la peli americana que batia records en taquilla, ya ni hablamos.

    Como ese es mi caso, no puedo por menos que encabronarme cuando después de sudar para poner “Los Ojos de Julia” meses después de su estreno, ves al listo de turno pasar ante las carteleras y decirle a su amigo: “Creo esta ya me la bajé del emule el mes pasado. Si quieres te la paso.”
    No sé cual me jode más, si poner a la Belén Rueda cuando la peli ya es pasto de videoclubs, o los comentarios como ese que os he contado.

    ¿Será el precio de la entrada entonces por lo que no viene la gente al cine (4 Euros)? No sé yo…

    Por mi parte, basta ya de Subvencionar el Cine Español, pero que no dejen de (o que empiezen a) subvencionar el CINE en España.

    Si el CINE es arte, entonces creo que los cines son los autenticos museos donde deben verse la obras. Ver una peli en Internet es como ver “Las Meninas en un libro: Tiene que inducir al que lo vé a irse al museo para disfrutar plenamente de la obra.

    Perdón por el Ladrillo y por no identificarme mejor. Ningún cine habla mal de una distribuidora y “vive” para contarlo.

    • Muchas gracias por este comentario.
      Es cierto que los cines pequeños sois unos de los grandes olvidados de la industria. En estos casos creo que los cambios en la forma de disfrutar el cine también tiene mucho que ver. Lo que ocurre en los pueblos, salvando las distancias, tiene que ver con lo que ocurre con los cines de los centros de las ciudades. Como sabes en Madrid ya casi no quedan cines en la Gran Vía, por poner un ejemplo. La experiencia de ir al cine se ha convertido en la experiencia de ir al Centro Comercial, un lugar en el que hacemos la compra de la semana, comemos en el restaurante, nos compramos ropa, tomamos unas copas y vamos al cine, mientras dejamos el coche cómodamente aparcado en el parking. Creo que en el caso de los cines de pueblos debería haber más subvenciones que ayuden a que se mantengan abiertos, a veces se nos olvida la gran labor que hacéis, si no fuera por vosotros hay mucha gente en España que no podrían disfrutar del cine. Gracias y ánimo.

    • gorkarco permalink

      4€?
      Que grande!!! eso es un precio razonable, señores dueños de salas!!!
      A mi, en barcelona, un dia de semana ir al cine me sale por 7€ mas bebida y palomitas (si, voy al cine porque dan palomitas frescas, generalmente) a precios realmente desorbitados. Ir una tarde al cine con pareja sale por no menos de 20€ los dos!!!
      y ya se que los distribuidores son unos piratas, que tienen condiciones insultantes para los dueños de las salas, pero sigo viendo las salas medio vacias con precios desorbitados. Todavia no nos hemos dado cuenta de que es preferible llenar la sala a 4€ que tenerla vacia a 7€?
      Pasa lo mismo con los ebooks. Precio de un libro en la libreria…18€, precio del libro online… 15€!!!! Estamos locos o que? Quien se lleva la pasta? Sr Empresario, con el libro online se ahorra distribucion, porcentajes a tiendas, transporte…. me esta diciendo usted que lo que se llevaban de cada libro eran unos 12€ (no creo que el autor se lleve mas de 3€ por libro)
      Cuando alguno de estos empresarios de la “industria del arte” se de cuenta de que el negocio ha cambiado del todo, pero del todo… a lo mejor es demasiado tarde y mucha gente que no tiene ninguna culpa se ha ido ya a la calle. Esperemos que estos empresarios empiecen a dejar de mirarse el ombligo y se saquen la cera de las orejas y vuelvan a ser, otra vez, empresarios inteligentes (listos no, que de esos hay muchos) y pongan en practica los modelos de negocio que ya existen y que funcionan en otros ambitos.
      Los consumidores (de productos, de arte, los que pagamos sus facturas, al fin y al cabo)… no somos idiotas!!!!!

      • CINE Rural permalink

        No te engañes:
        Esa sala que ves vacía hoy a 7 euros, es muy probable que haya estado llena durante la semana del estreno, también a 7 euros.
        Si hoy estuviera a 4 Euros, entonces la semana del estreno y fines de semana la gente no hubiera pagado los 7 de rigor…

        Además, en muchos complejos, los precios los pone (los exije) la distribuidora, y ellos no están allí día a día para ver las cifras, y no ven si ciertos días la sala está vacia, solo ven las cifras totales y listo.
        Conozco algunos complejos con ofertas de modo que la entrada te viene saliendo a algo menos de 5 Euros, y tampoco han notado una mejora ostensible en el numero de espectadores.

        Nosotros, los pequeños, que pagamos un tanto fijo por las pelis en lugar de un porcentaje de taquilla, podemos poner el precio que nos dé la gana en la entrada.

        Al hilo de si merece la pena un precio alto y la sala vacía, puedo decirte que muchas semanas yo he visto cómo las distribuidoras (algunas, no todas. Hay honrosas excepciones como Sony, Aurum,…) prefieren dejar una copia muerta de risa en su almacén antes que dejárnosla pasar en el precio que saben que podemos pagar. Les dá igual, saben que si no es esta semana, la pediré la semana que viene, aún pringando dinero, pues cada vez que un cliente te pregunta en la taquilla si no vas a poner esta o aquella otra película, es como si nos pusieran una guindilla en el culo.
        De hecho, cuando pides una película comprueban en sus archivos cual es el precio que has llegado a pagar por un título suyo de éxito similar, para no bajarlo nunca. Cuando pagas “X” por una peli, ya sientas precedente para siempre.

        El problema del cine en las salas es que hoy por hoy, el ciudadano de a pie está “astragado” de material audiovisual. Todos vemos en nuestra casa al menos 20 o 30 canales de TV, y vemos videos en internet del youtube cada semana, y nos envian powerpoints, y videos por email…
        Antes, el cine era un entretenimiento de masas, que iban a buscar lo que de otro modo no tenían. Ahora es un entretenimiento para los amantes del cine, y estos, somos menos cantidad, evidentemente.
        Por eso ha tenido tanto éxito el 3D, porque (a priori) nadie lo tiene en casa, es un entretenimiento nuevo. Cierto es que parece que ha bajado mucho, se ha perdido ya el efecto novedad, y todos sabemos ya lo cansadas que resultan las gafas (en general).
        Por eso, tal y como he leido más arriba, el que quiera hacer cine y vivir de ello, tendrá que hacer el cine que la gente quiera ver, y no tanto el que él quiera hacer, del mismo modo que el exhibidor tendrá que buscarse donde sea las habichuelas para poner un sistema digital, por más que le gusten los 35mm y el traqueteo del proyector.
        La pena es que nosotros, los pequeños, tenemos la espada digital de Damocles sobre nuestras cabinas, y un “negocio” que ofrece ganancias alrededor de cero (unas veces por encima, y otras por debajo), no podemos acometer esta nueva empresa de la digitalización, y en poco tiempo desapareceremos (pues ya van desapareciendo paulatinamente las copias en 35mm). De poco nos sirven ayudas mediadas que quieren convocar: ¿Qué hago yo con 9.000 euros si el sistema completo cuesta 60.000? ¿un ICO? ¿y de donde pago las letras, aunque estas sean baratas?

        En fin. Algún día habrá algún político que de verdad sea amante del cine (no de los cineastas) y que se llevará las manos a la cabeza al ver lo que han hecho, o mejor dicho, lo que NO han hecho.

  6. Diego Rodríguez-Vila permalink

    Has olvidado otro de los motivos del odio del público al cine español.

    Yo iba (poco, pero iba) a ver cine español hasta que una gala de los Goya, pagada con el dinero de los españoles se supone que para potenciar el cine español se concibió desde el principio como un mitin político contra el gobierno de turno.
    ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿Para eso utilizan las subvenciones???????????????????
    Pues por mí, que se las quiten.

    Si yo veo en una película a Russell Crowe, su calidad como actor hace que me olvide de que es Russell Crowe. Pero si veo una película española, NUNCA es tan buena como para que me olvide de aquella gala, de las manifestaciones berreando contra Bush, etc, etc… No son tan buenos como para eso. Y no puedo meterme en la película española, pues voy a ver CUALQUIER otra cosa antes que una película española.

    Cuando decidieron convertir el cine español en un panfleto, me perdieron (véase el comentario de Narbona).

    Y ya que estamos, en algún punto de este post está escrito que es muy difícil que en España se perciba como delito descargarse películas…. ¿será porque las sentencias judiciales, una detrás de otra, han dicho que no es delito?

    • Es difícil que la gente del cine se abstraiga de cuestiones políticas que nos afectan a todos. En el caso de la Guerra de Afganistán, opino que tenían tanto derecho como cualquier otro a protestar, sin embargo estoy de acuerdo contigo en que la Gala de los Goya no era el lugar para eso. Es curioso cómo los americanos cuidan estas cosas, exceptuando proclamas como la que hizo Marlon Brando a favor de los indios americanos (a la que ni siquiera fue a recoger su Oscar), tienen muy claro que en esa gala representan a toda la industria del cine americano, y no se puede faltar el respeto a gente de una ideología u de otra, porque todos pagan sus entradas.
      De todas formas, ese fue un capítulo más en esta guerra. Espero que desde la Academia, quien quiera que llegue como nuevo presidente, sea capaz de acercar posturas, para que gente como tú, podáis hacer las paces con nuestro cine y disfrutar de algunas buenas películas (no muchas la verdad, porque la calidad últimamente…).
      En cuanto a lo de percibir o no como delito las descargas, no estoy seguro que tenga que ver tanto con sentencias judiciales, como con una cuestión socialmente aceptada. Aunque se han empeñado en hacer anuncios y panfletos para convencernos de que esta mal, que estamos “robando” a los creadores, simplemente no cuela, ese mensaje no está calando, porque no creemos que sea verdad. La sociedad siempre va por delante de las leyes.

  7. Diego Rodríguez-Vila permalink

    Por supuesto que tenían derecho a protestar, pero efectivamente, no en una Gala pagada con dinero público. Al menos no los presentadores…
    Los que recogían premios, seguirían cometiendo una estupidez, pero al menos sería legítimo.
    Y por cierto… el cine americano no tiene dinero público.

    Y las descargas, efectivamente no son delito. Pero aunque lo fueran, esa no es la cuestión. La cuestión es que son inevitables. Por cada web que cierren habrá 15 más al día siguientes. Si pensaran un poco, se darían cuenta de que también son un canal de venta estupendo.

    Y probablemente volveré a ver cine español cuando crea que una película española me hará sentirme orgulloso de ser español. Por calidad y por temática. Anda que no tenemos historias para películas en nuestra Historia. Hice una excepción con Sangre de Mayo, pero carya, ¡qué mala era!

    Otra cosa más: sobre el argumento de que el cine español habla sobre nuestros problemas, nuestra sociedad, etc… Ese es precisamente otro de los problemas. Una película americana tiene mercado nacional suficiente para ser rentable, pero una española no. El cine español debería hacerse con el mercado exterior en la cabeza. Con el mercado español como mucho cubren gastos, pero jamás ganaran dinero suficiente para ser Industria.

    • Yo ya no creo demasiado en las temáticas nacionales para las películas. En un mundo globalizado y jodido por los gobiernos de todo signo, los temas que nos preocupan y nos divierten son básicamente los mismos en todas partes. Es curioso que las películas de Almodovar, con una estética e historias tan españolas triunfen fuera de España. Recuerdas la película francesa “Bienvenidos al Norte?” no podía ser más localista, sin embargo fue un éxito internacional.
      Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre que no podrán hacer nada para acabar con las descargas, así lo comento en mi post. Están sacando una ley que enfada a la gente y que, además, no puede impedir que siga habiendo descargas. Es mala idea.

  8. gorkarco permalink

    solucion para que la gente vaya al cine…
    que hagan peliculas entretenidas (buenas o malas, da igual, aunque las preferimos buenas), pero entretenidas!!! hay comedias entretenidas, dramas entretenidos, ciencia ficcion entretenida… y asi hasta el infinito y mas alla.
    por ahi leo lo de “Sangre de Mayo” de Garci, que es un claro ejemplo de lo que se habla en este articulo (15 MILLONES DE EUROS DE SUBVENCION AUTONOMICA!!!!!!!!!, estamos locos o que??????) y de como una pelicula que nadie ha visto y que segun todas las criticas es infumable (reconozco que hablo de oidas y que no he tenido el cuajo de verla despues de que me hablasen de ella y mas siendo de Garci, al que le dedicaria un post enterito si me dejaran) se hace para que unos pocos se hagan de oro. No se… son ese tipo de ejemplos los que hacen que la gente no vaya al cine. Son los que se convierten en noticia por su despilfarro. No se, solo soy consumidor, pero creo que la solucion la tienen las productoras en sus manos. Me gasto el dinero en una pagina web de calidad y monto un cine online a un precio basico de 2€ por visionado y 4€ por descarga, por ejemplo y el tema de las salas se solucionaria cuando las distribuidoras vean peligrar su negocio por haberse portado mal con su publico.
    Resumiendo, que la Ley Sinde, es, a todas luces, la peor de las soluciones y que Alex por fin se paro a pensar y dijo en alto lo que mucha gente piensa y que no creo que le vayan a ir mal las cosas por haberlo dicho, porque creo que hay mucha gente que ahora esta empezando en el mundo del cine que piensa como el y que realmente son el futuro.
    Esperemos que todo cambie.

    • Hola Gorkarco, estoy de acuerdo en que los productores españoles deberían analizar más los gustos de su público. Y también en que el cine debería ser ante todo entretenido (con toda la amplitud que esa palabra permite). En cuanto a la película de Garci, no estoy seguro de que esa sea la cifra correcta, creo que fue bastante menos, sí sé que era una subvención que partía de la celebración del bicentenario del 2 de Mayo en Madrid, y no de ningún fondo de ayuda al cine (si se parece en algo a esa cifra, yo también pongo el grito en el cielo, pero me indignaré con la Comunidad de Madrid, no con Garci o la gente del cine, en este caso). Me duele que la situación de cabreo que tiene el público con el cine llegue hasta el punto de criticar películas que no se han visto, se hace constantemente y no es justo.
      En cuanto a la solución de las webs de descargas o visionado en streaming, es una buena ayuda, en USA webs como Netflix o Hulu van muy bien y han ayudado a que bajen las descargas ilegales, son económicas (bastante más de lo que tu propones en tu comentario). Sin embargo no es algo factible para las productoras, con la actual situación de descargas ilegales, al primer visionado, la película aparecería ilegalmente para descargar en el mismo día. Para que haya un servicio de streaming y descarga verdaderamente bueno sería necesario que todas las distribuidoras se pusiesen de acuerdo para ceder los derechos de sus películas en conjunto, algo que aquí no quieren hacer por la piratería…, la pescadilla que se muerde la cola, vamos.
      También creo, como tú, que Álex de la Iglesia ha visto que el camino no es la Ley Sinde, y que hay que dialogar y buscar la solución con la comunidad de Internautas, al fin y al cabo ellos son el público del presente y el futuro. pero me da pena, porque creo que haría mucho más para arreglar esto desde dentro de la Academia, que desde fuera. Sin él no sé quien va a tener el talante y la visión para no empeorar las cosas.

  9. gorkarco permalink

    http://www.elblogdecineespanol.com/?p=297
    no hace falta que publiques esto, pero…. aqui tienes los 15 millones.
    no es culpa de el no, es culpa de la comunidad de madrid, pero la politica tambien esta en el cine y es una de las cosas que se reprochan.
    en cuanto a lo de criticar peliculas que no he visto… no suelo hacerlo, suelo ver peliculas españolas, tengo algun que otro amigo director y productor que estan empezando y algun actorcillo, asi que… no muchisimo, pero si que veo cine español (y en las salas, ya que suelen ser las peliculas españolas las mas dificiles de bajar y cuando uno lo consigue son de malisima calidad)
    pero ya te digo tambien, el otro dia fui a ver “beautiful” y no se yo si era un problema de la sala o de la pelicula pero ninguno de los dos que fuimos al cine eramos capaces de entender casi nada de lo que decia bardem (ya te digo no se de donde venia el problema)
    la pescadilla que se muerde la cola se muerde porque ellos quieren. el tema es el siguiente… no quieren ponerla en streaming y perder parte del negocio (si a mi me ofrecen peliculas que se ven y se oyen bien a un precio RAZONABLE, yo y mucha gente como yo, pagaria por verla), pero ahora mismo esas pelis ya estan en la red y no hay nadie que cobre por ellas… no se, vuelvo a lo de antes, ya estan perdiendo ese dinero.
    flaco favor se estan haciendo y cada vez el hoyo va a ser mas profundo “ergo” les va a resultar mucho mas dificil convencer a la gente de que tienen que pagar por un producto que, hasta ahora, habian conseguido gratis.

    • Si, en el artículo de El País lo pone, 15 millones de €, qué barbaridad! Sé que las películas de época cuestan mucho dinero, y si hay muchos exteriores y figuración, como es el caso, más todavía. A Garci le dieron el dinero para hacer la película, así que la hizo… Es a la Comunidad de Madrid a la que habría que pedirle explicaciones. En cuanto al streaming, es complicado mientras no se pongan todos los distribuidores de acuerdo. Si sólo hay unas pocas películas disponibles, la gente no se suscribiría para ver las películas, porque en cuanto la viese uno, la colgaría gratis. En cuanto a lo de que están por la red, es un tema bastante indignante. Todas las películas de estreno que son DVDscreener o R5, de gran calidad, se han copiado de algún DVD que la distribuidora ha hecho para académicos, ventas internacionales o festivales, así que, con no hacer copias antes del estreno se solucionaría el tema. A veces parece que se lo buscan.

  10. Un aldeano permalink

    Apuntes de un inculto:

    Nunca me he descargado una peli española.
    Hace mucho tiempo que no he ido a ver una peli española al cine. Creo que fue Alatriste… y me pareció malísima. Planos cortos, planos cortos, planos cortos. Horrible.

    El drama social está bien, pero no el de aquí (quizás la problemática que tenga un clarinetista en un país donde tenga prohibido el uso de instrumentos musicales, puede, que tampoco estoy muy seguro), que me basta con mirarme al espejo o poner la cámara, y la oreja, en el bar de debajo de casa, en el super al que voy o en la panadería donde compro el pan. Me aburre que me cuenten mis miserias, y que me cobren por ellas. Yo se las doy gratis a quien quiera escucharme, o mirarme.

    El cine español es de izquierdas, o no, que no lo sé, pero es ese el único espectro social que realiza declaraciones como cine español, cada vez que tiene oportunidad, y con una virulencia extrema. Público potencial como mis padres, por ejemplo, gente normal, trabajadores normales, clase media normal-normal con casa, coche y quince días de vacaciones, conservadora como yo soy carnívoro, por ejemplo, se siente extraña por la ferocidad de los ataques, y desde hace casi una década, desechan la elección de una de esas pelis por mero ejercicio de resistencia pasiva. Tengo 30 años y yo veo más cine que ellos, pero ellos van más al cine que yo. A mí me parece caro ir, a ellos les parece asumible. El cine español sabrá por qué se permite prescindir de la mitad de la población. Al teatro, por ejemplo, solemos ir más o menos las mismas veces, todas las que podemos. El precio no es disuasorio en este caso.

    ¿De verdad que aquí no se pueden hacer películas como Good Bye Lenin o la Vida de los Otros? Digo estas dos porque me parecen muy buenas, europeas, y con un presupuesto nada desorbitado, no para que sea tildado de facha, por la temática, que los fachas, como ya he dicho son mis padres (aprovecho para saludar a mis padres, que son maravillosos, por muy de derechas que sean, y no los cambiaba ni por cien mil Bardenes antiyankis).

    Me podría alargar hasta el infinito, hablando de lo malos que me parecen la gran mayoría de actores, actrices, directores, guionistas… pero tampoco es plan de hacer bandera con mis gustos, que son, por otra parte los de un tío que no tiene ni idea.

    P.D. Curioso que en los comentarios haya salido sólo un director supongo que de derechas porque no es de izquierdas. Curioso, sin más, que a mí tampoco me gusta, que me parece lentísimo… ah, y porque yo no soy facha claro.

    • Querido Aldeano, ahí le has dado en el clavo. Lástima que sea sólo un clavo de los muchos que están cerrando el ataúd (joder, qué metáfora, hasta yo me he asustado!).

      Fuera de bromas, es verdad que la politización es una de las cosas que más daño le está causando a nuestro cine. No sé a qué te dedicas, pero estoy casi seguro que no les pides carnet de afiliados al PSOE o al PP a tus clientes. La industria del cine tampoco debería, porque tan cara es una entrada para un anarquista como para un facha. Me parece bien que cada actor, director o lo que sean crea y milite en donde les dé la gana, faltaría más! pero hay que trasladarles desde la Academia, que para eso es el órgano que representa a todo el cine español, que se necesita hacer una limpieza de imagen con el público, y que cada vez que alguno hace una declaración política a los medios, aprovechando su fama por el cine (no lo olvidemos), sólo está empeorando la situación.

      No te conozco, pero por tu comentario pareces alguien bastante normal, como tú mismo insistes, y es una pena que estemos espantando a público como tú. No es ya la gente radical e intransigente la que no aguanta estas actitudes, somo los normales los que ya hemos dicho “hasta aquí!”

      Una vez dada la de cal, ahora te doy la de arena (nunca sé cual es la buena, la de cal o la de arena?), no es cierto que no se hagan películas como “Good Bye Lenin” o “La Vida de los Otros”, se hace cine igual y mejor que ese, pero el peso muerto que arrastra una película sólo por ser “española” hace que mucha gente no vaya a verlas. No soy crítico de cine, así que no me voy a poner a recomendarte títulos ahora, pero te aseguro que yo, que tampoco soy un “superconsumidor” de cine patrio, las he visto mejores que esas.

  11. Un aldeano permalink

    No me dedico a nada. Llevo parado dos años. Llegado a esta situación de necesidad extrema, es ridículo decir que estoy dispuesto a trabajar para cualquiera, sea rojo o azul; y que mi ideología, si es que la tengo, que tampoco me queda muy claro, ni la menciono en las entrevistas de trabajo ni la pongo en el curriculum. Con mi marca de gayumbos (¿o es gallumbo?), si es que la tengo que tampoco me queda muy claro, me pasa lo mismo. Pero vamos, que yo no digo que lo mío sea lo adecuado, que si llevo dos años sin encontrar trabajo, quizás no sea un buen ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: