Skip to content

Premios Goya: Los desastres de la guerra (con el público) 1ª parte

febrero 15, 2011

No suelo pronunciarme en esta cuestión. Porque me consta que tiene dividida a la industria del cine y porque como profesional del marketing de cine, no me interesa llevarme mal con nadie. Lo digo así de claro. Pero la gala del otro día me dejó tan mal sabor de boca, que tengo la necesidad de explicar mi punto de vista.

El problema principal del cine español, según mi humilde opinión, no es que no guste al público. Es más, me atrevo a decir que la inmensa mayoría de la gente que lo pone a parir, hace años que no van a verlo. Y con razón. El principal problema es la comunicación. Ni la gente del cine sabe cómo tratar y hablar con su público, ni el público comprende ni quiere a la gente del cine español. Y como en cualquier relación vendedor/comprador, la culpa principal es del vendedor.

La “gran familia” del cine español (Dios, cómo odio esa frase) debería ser menos “familia” y ser más “industria”. Deberían ser conscientes de que cada vez que hablan, no sólo se representan a ellos mismos, representan a todo el Cine Español. Cuando en una ceremonia de tres horas y media, el telespectador ve a las 12:30 de la noche a los directores, actores y hasta políticos, bostezando, hablando aburridos o escribiendo en el móvil, se pregunta, ¿porqué carajo debería interesarme yo, si ni a ellos mismos les interesa?

Y este es sólo un punto de fricción, uno muy pequeño en comparación con la cantidad de frentes abiertos que tenemos. Para empezar por el principio: ¿De dónde viene esta inquina? ¿En qué momento el público empezó a aborrecer casi todo lo que tiene que ver con el cine español?

Como en todas las guerras, los motivos son varios. Tengo la impresión de que hemos heredado un enfrentamiento generacional con el cine, y que esta es la base de todo lo demás:

  • En los años 50 y 60, yo ni había nacido, no existía este enfrentamiento. Los actores de la época eran reconocidos, aplaudidos y queridos por el público español. Las películas, conviene recordarlo, estaban dominadas por una censura de carácter político, limitando mucho los temas que se podían tratar, se hacía mucha comedia, dramas románticos, históricas y mucho cine religioso, poco o nada de cine social, dramas familiares, Guerra Civil y crítica política, por supuesto. En este momento, la mayor oposición a la industria del cine española era la de una juventud anti-franquista que veía en estas películas una complicidad con la dictadura.
  • En los años 70, un grupo de cineastas, algunos nuevos y otros con experiencia, aprovechan el aperturismo y el fin de la dictadura para hacer películas que tocan de lleno estos temas prohibidos hasta ahora, y con bastante éxito en festivales internacionales. Es el cine que representa a una generación de jóvenes españoles que ansiaban el cambio, que ven en estas películas símbolos de lucha contra el régimen. Aquí el enfrentamiento se duplica, los mayores que aprecian el cine amable y costumbrista de las décadas anteriores (transformado ahora en un cine moderadamente erótico, con el destape), desprecian el cine desgarrado y polémico de los jóvenes, y viceversa.
  • En los años 80, época de la movida, además de ese cine comprometido ideológicamente, llega un nuevo cine alternativo, urbano, descarado y cuyo mayor exponente es Pedro Almodóvar. Añadiendo nuevos gustos y nuevos enfrentamientos a esta ecuación. En paralelo a la evolución de nuestro cine en pocos años, el cine americano sigue inundando la cartelera, siendo el único punto de encuentro entre espectadores de todas la generaciones. Y los mismos cineastas que encontraron un espacio de libertad para expresarse, y un público para que viese sus obras, cuando hace pocos años no podían hacerlo, comienzan a protestar.

Continúa en Premios Goya: Los desastres de la guerra (con el público) 2ª parte

Anuncios
2 comentarios
  1. GERONA permalink

    El gran problema del cine español, es el mismo problema que tiene España en general, y no es otro que la politica y las ideologias, que se meten por desgracia en cualquier tema.

    El otro gran problema es la incultura de gran parte de la poblacion.

Trackbacks & Pingbacks

  1. De Goyas,Sinde, cine español y líneas de futuro – Café y cigarrillos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: