Skip to content

Historia del Trailer (VI): Trailers que cambiaron la historia

enero 22, 2011

La historia de los trailers, claro.

Este es un ejemplo de título que complica la vida del que lo escribe, porque en realidad no hay un único trailer que cambia las cosas, suelen ser un pequeño grupo que gracias a un gran éxito inesperado, demuestran a la industria que los gustos de los espectadores están cambiado, y que las cosas deben empezar a hacerse de otra forma.

Estos son sólo unos pocos ejemplos. Como veréis, todos ellos se corresponden con grandes películas, aunque no siempre es así. Más adelante mostraré algunos estupendos trailers que no representan a grandes películas (ni siquiera a buenas películas), pero precisamente por ese motivo es más llamativo el hecho de que la película haya funcionado bien en su estreno, todo gracias al trailer!

Ciudadano Kane (1941)

El genial Orson Welles crea un trailer atípico, como toda su filmografía, que hace referencia a su fama como locutor de radio. En él sólo aparece Welles como una voz que habla ante un micrófono, actuando de maestro de ceremonias presentándonos a los actores, jugando con el público, engañando al público, nos presenta a las chicas del coro pero sólo por razones decorativas, porque en realidad no salen en la película, nos presenta a Charles Foster Kane, pero sólo a través de conversaciones telefónicas de los actores, dando una imagen encontrada, es un hombre bueno? es un diablo?

Bueno, no digo más. Aquí lo tenéis.

El Sueño Eterno. (The Big Dream. 1946)

Película basada en una novela del mismo título de Raymond Chandler y dirigida por Howard Hawks. Con Humphrey Bogart interpretando al detective Philip Marlowe y con la femme fatale por excelencia del cine negro, Lauren Bacall.

Es una película con una trama de misterio difícil de seguir, y en su estreno se vendió como el reencuentro de Bogart y Bacall (pareja en la vida real) desde “Tener y no tener”.

Este trailer es original y novedoso por varias razones. Por ejemplo, está dirigido por el mismo Humphrey Bogart. Además nos introduce en la historia de una forma extraña, con Bogart entrando en una biblioteca pública y preguntando por un buen libro de misterio, a lo que la bibliotecaria responde mostrándole el libro de Chandler “El sueño eterno” y diciéndole “¡Que gran película hará!”. Bogart lo abre y empieza a leer en un fundido a imágenes de la película. Muy interesante!

Bogart juega con los espectadores, convirtiéndose él mismo en observador de la obra, como el lector en la biblioteca, y en protagonista de la misma, como el detective Philip Marlowe que aparece en las imágenes de la película.

El hombre del brazo de oro (The man with the golden arm, 1956)

La regla de oro de Samuel Bass, el más grande diseñador de créditos, era “sintetizar y simbolizar”. Aunque esta no fue la primera película en la que participó, sí fue la primera en la que dejó el sello Bass que más tarde le haría famoso en la industria del cine.

“El hombre del brazo de oro” está interpretada por Frank Sinatra y Kim Novak, y es una dura historia de drogas y poker dirigida por Otto Preminger.

Su trailer es estupendo. Música de jazz, imágenes de Frankie, de póker, de violencia y amor, pero apenas ningún sonido de la película, y esos “palitos”… Son unas barras blancas que aparecen y desaparecen, cambian de lugar y enmarcan de forma extraña todas las imágenes y los créditos, para acabar convirtiéndose, al final del trailer, en los dedos y en el brazo del título. Simplemente genial.

Bueno, por supuesto que tengo más trailers de los que hablar, pero de tres en tres es suficiente. En próximos capítulos volveré a mostraros algunos trailers que cambiaron la historia (de los trailers, claro). Pero ya que en el último de ellos hemos empezado a conocer a Saul Bass, dedicaré el post de la próxima semana a su labor y a los de otros que como él, han hecho de los títulos de créditos auténticas obras de arte muchas veces superiores incluso a la película en la que aparecen.

Anuncios
2 comentarios
  1. Marta permalink

    Qué buenos! Pero cómo han cambiado los trailers de entonces a los de ahora, no? Antes casi no veías escenas de la película, no era una simple (y, en ocasiones, genial) sucesión de fotogramas, sino que se inventaban una pequeña historia para el trailer de la película y sobre todo, se apoyaban mucho en los nombres de los actores, como en el caso de Bogart y Bacall, parece que es lo único que te venden para que vayas al cine. Ahora, en mucho de ellos, te cuentan toda la película en 2 minutos, hasta el mismo final… Y qué bueno era el cine americano de aquella época…

    • Pues si, es muy curioso cómo ha evolucionado la forma de editar los trailers. Es muy extraño, pero resulta que los “tell all” trailers, esos trailers que te destripan la película, suelen ser además los que mejor funcionan. Es decir, que por un lado los espectadores nos quejamos de los spoilers, pero por otro queremos saber qué va a pasar en la película y cómo nos vamos a sentir al verla. Uno de los casos más paradigmáticos de lo que te cuento es el trailer de “Náufrago” que cuenta absolutamente todo lo que pasa en la película, sin embargo tuvo un éxito arrollador. Bueno, ya lo mostraré en próximos posts.
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: