Skip to content

La importancia de los premios: El corto más premiado de la historia es español!

enero 21, 2011

Acaban de pasar los polémicos Golden Globes, dentro de poco se darán a conocer las finalistas a mejor película extranjera para los Oscar (“También la lluvia” está entre las 9 semifinalistas), y los Goya están a la vuelta de la esquina. Son premios distintos, pero todos sirven para lo mismo.

La importancia de los premios es enorme para una película. Más allá de los premios en metálico, que nunca vienen mal, sirven para arrastrar al público al cine, en caso de que tu película esté nominada a un premio importante, o ya lo haya ganado (mejor aún).  Aunque esto tiene sentido si tu película aún está en cartelera o lo ha estado hace poco, de forma que puedes reestrenarla (esto es lo que han hecho con “Pa negre” que, aprovechando sus 13 nominaciones a los Goya, le han dado una segunda oportunidad en los cines, porque la primera no fue muy buena, la verdad).

Para las productoras y profesionales que se dedican al cine los premios tienen una segunda lectura igual o más interesante que la primera:  Ponerles en primera fila de la industria cinematográfica. L0s directores premiados reciben ofertas para rodar películas más grandes, las productoras consiguen más financiación y las grandes distribuidoras los tratan con más “cariño”, los actores y técnicos entran en proyectos de más envergadura y suben su caché. Vamos, que a nadie le amarga un dulce.

Un ejemplo extremo de esto ocurre con los cortos. Si el mundo del cine es difícil, el de los cortometrajes es directamente para héroes. Cada año se hacen miles de cortometrajes en España, literalmente, algunos subvencionados y otros no, algunos más profesionales y otros cutres de solemnidad, los hay hasta que hacen cortos con la cámara del móvil, hay varios festivales de cortos de este tipo (Movil Film Fest, MovieMobile…).

En estos casos, las posibilidades de acceder al escalón superior, al de los largometrajes, pasa por impresionar mucho, y a mucha gente. Lamentablemente la industria del cine en España, ha sido durante mucho tiempo un coto cerrado al que era muy complicado acceder, esto está cambiando poco a poco gracias a las nuevas tecnologías.

Así que uno de los pocos caminos que quedan es el de los premios. Por un lado, se consigue recuperar algo de dinerillo y por otro se van haciendo notar en la industria.

Hace pocos días leí una noticia sobre un corto español al que le van a dar un premio Guinnes por haber batido un récord, ser el corto que más premios ha recibido en un año y medio, más de 300 premios, nacionales e internacionales, condecoran el cartel de este corto de la productora española LMF Films.

El corto se titula “Porque hay cosas que nunca se olvidan”, dirigido por el argentino residente en Madrid, Lucas Figeroa, está rodado en un pueblo de Segovia en italiano y en él hacen un cameo los futbolistas Fabio Cannavaro y Amadeo Carboni. No es que este director sea un novato en el mundo del corto, ya ha sido seleccionado para los Oscars en dos ocasiones y para los Goya el año pasado, seguro que repite este. Ha realizado en este corto las labores de dirección, producción, dirección de arte, montaje  y música (el muy vago no quiso hacer el catering y se lo encargó a otro).

 

En estos momentos se encuentra trabajando en un proyecto de largometraje en Hollywood y otros dos en España, así que los premios, como se ve, sirven para algo.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: